¿Se puede beber el agua de Miami?


Ya sea por gusto, por salud o por ahorro, mucha gente toma agua y la pregunta clásica al visitar Miami es: ¿se puede tomar el agua de la canilla o el grifo en Miami?

El Miami-Dade Water and Sewer Department dice en su web “Our primary goal is to provide you with a safe, dependable supply of drinking water.” que traducido sería algo como  “Nuestro objetivo principal es proveer de una fuente segura de agua bebible”

Cualquiera que haya probado el agua de la canilla en Miami puede notar que es fresca, segura, rica y no tiene ningún sabor extraño.

En los bares y restaurantes es posible pedir tap-water o regular-water – en el caso que no lo sirvan directamente en la mesa con hielo y limón – y no está mal visto tomar agua de la canilla en lugar de pedir una gaseosa. El ahorro para una familia de cuatro que almuerza y cena en restaurantes es bastante notable. Una gaseosa se vende en restaurantes a u$3 + 15% de propina u$3,45 x 4 miembros de la familia= u$13,80 por comida. En un viaje de dos semanas con dos comidas por día: u$386 o bien lo que cuesta un Smartphone o una Notebook. De más está mencionar los beneficios de no consumir azúcar, cafeína, colorantes y otros “divertidos” que vienen en las gaseosas.

Un truco que pocos conocen es que en los supermercados Publix es posible rellenar los bidones de agua por apenas $0.30 centavos de dólar con las máquinas Glacier que se encuentran antes de cruzar la línea de cajas.