7 trucos de azafatas


La mayoría de los lectores de Miami Gratis aprecian, más que nada, los ahorros. En la guía Miami Gratis hay ahorros que cambian completamente los números de un viaje. Consiguiendo un pasaje ID90, el pasaje aéreo puede costar la mitad, ofertando por alojamiento con el sistema de bidding, el hotel puede llegar a costar u$35/noche, comprando las entradas de días remanentes a Disney, el precio baja un 30%.

Pero el otro pilar – es la única palabra que se me ocurre ahora y estoy al tanto qué es demasiado pomposa – de Miami Gratis siempre fueron los trucos. Como dije en la introducción de Miami Gratis, en una época viajaba muy seguido por trabajo y esa frecuencia me dio la pauta de qué cosas hacer, cómo hacerlas, cuándo hacerlas. En definitiva, trucos que no siempre tienen una etiqueta de precio asociada, pero cambian completamente ciertos aspectos del viaje. Incluso cuando van en contra del ahorro o del sentido común del ahorro.

Mis trucos son entonces los trucos de alguien que viajó – y todavía viaja – con cierta frecuencia, pero qué tal conocer los trucos de la gente que viaja permanentemente y me refiero, en este caso a las azafatas.

Debajo, 10 trucos de azafatas que fueron publicados originalmente en Business Insider y que puede aprovechar cualquiera que viaja a Miami y Orlando.

Truco #1: sentarse en los asientos traseros del avión

En Miami Gratis recomiendo sentarse adelante, así la comida llega primero, se duerme más y el desembarco es anterior. Sin embargo las azafatas recomiendan sentarse atrás para conseguir mejor servicio. Los pedidos de turista de las primeras filas suelen ser obviados porque así evitan tener pedidos permanentes de las filas que van recorriendo. En el último segmento del avión pueden complacer más sin miedo al efecto contagio.

Truco #2: usar la planchita para… planchar

La ropa de telas nobles se arruga en las valijas y no todos los alojamientos tienen planchas disponibles. Ante una salida donde importa la apariencia es posible utilizar la planchita de pelo para planchar arrugas en la ropa.

Truco #3: dormir en sábanas limpias

Si las sábanas del hotel no tienen pliegues del doblaje es muy probable que hayan sido “reutilizadas” Es decir que las maid las vuelven a colocar cuando ya durmió alguien ahí. Un llamado a front desk y a dormir en sábanas límpias.

Truco #4: no dañarse los oídos

Ante el caso de un resfrío severo, lo mejor es no viajar en avión. Una multa se paga, pero el daño permanente a la audición – que es potencial, pero muy posible – no.

Truco #5: evitar asientos cerca de bebés

Las probabilidades de que te toque cerca de un bebé son mucho más altas cerca de las particiones de asientos. Con estar lejos de las salidas de emergencia y las divisiones, vas a dormir mucho mejor.

Truco #6: viajar liviano

El truco de azafatas para viajar liviano es sencillamente lavar la ropa. Si el alojamiento tiene laundry basta con llevar un pequeño zip lock con jabón de lavarropas.

Truco #7: economizar espacio

Para economizar espacio en la valija tras realizar las compras, lo mejor es enrrollar la ropa. De esta manera la capacidad de la misma valija se incrementa