web analytics

¿Conviene un tiempo compartido en Orlando?

Todo turista que visita Orlando se topa en algún momento con una propuesta de Tiempo Compartido. Estas propuestas suelen estar encubiertas bajo algún regalo. ¿Qué tipo de regalo? Desde un desayuno gratis en el lobby del hotel, hasta entradas a los parques con descuento en una casilla sobre International Drive o bien unas “vacaciones de regalo” ofrecidas por una cadena hotelera. Todo a cambio de una charla “sin compromiso”

La primera pregunta que surge es:

¿Conviene ir a una de estas charlas “sin compromiso”?

En estas charlas “sin compromiso” explícito, hay un compromiso implícito por parte de los vendedores a sus empleadores: que van a usar todas las herramientas disponibles, morales e inmorales, para hacerte firmar. Esto transforma la charla a medida que pasa el tiempo. Llegás y te convidan de comer, lo cual es un factor psicológico dado que uno se siente tentado a agradecer y complacer al que nos invitó de comer. Luego te muestran videos o se recorren instalaciones. Luego hay alguna presentación explicativa y de ahí se pasa a la etapa de la venta en sí. Ante una negativa, no te dejan ir, sino que cambian de vendedor e insisten y así en lo sucesivo, mientras se va degradando la relación de respeto. He conocido casos donde los turistas han sido insultados directamente.

Es cierto que también hay charlas que son explicativas y que duran una hora, donde el turista puede retirarse, pero en general estas charlas son las que a cambio regalan un desayuno. Las que regalan entradas a parques y beneficios más caros, suelen ser más coercitivas.

A la pregunta concreta de si conviene ir o no ir, creo que depende. Si es por conseguir un desayuno gratis o un almuerzo gratis y si la charla es en el mismo hotel donde uno está parando, no hay gran riesgo. Llegado el caso uno se puede retirar por sus propios medios cuando lo crea necesario.

Si la charla es a cambio de entradas hay que tomar en cuenta que muchas veces es necesario trasladarse, incluso ofrecen al turista llevarlo a 40 minutos o una hora de distancia y luego, si no contratan el Tiempo Compartido, son abandonados a su suerte para pedirse un taxi. Perdieron medio día, se tienen que pagar un taxi y las entradas para el parque son para el mismo día. Una pérdida total de tiempo y eso sin contar el maltrato.

La segunda pregunta que surge y más importante que la primera, es

¿Conviene comprar un Tiempo Compartido en Orlando?

El sentido común dice varias cosas, todas engañosas:

  • Los Tiempos Compartidos son empresas serias y legales y cumplen con todas las normas porque sino no operarían auspiciando sus servicios en un país con leyes tan severas
  • Mucha gente compra Tiempos Compartidos y por eso es un negocio tan expansivo
  • Están dando un gran descuento y las vacaciones futuras van a salir más baratas
  • Llegado el caso es una “inversión inmobiliaria” y también se pueden sub-alquilar.

Son claramente propuestas legales porque se amparan en larguísimos contratos de letra chica que el turista no puede leer con ayuda de un abogado. Esto los hace legales, pero no son nada serios y sí bastante inconvenientes.  Es cierto que mucha gente compra Tiempos Compartidos, pero también es cierto que todos se arrepienten luego. En cuanto a los descuentos, no son tales. Eso va a ser explicado debajo con las matemáticas del Tiempo Compartido. Y definitivamente no es una inversión de ningún tipo y mucho menos, inmobiliaria. En cuanto al sub-alquiler, si un turista decide transformarse en emprendedor turístico hay muchas formas de hacerlo sin el compromiso de tener que pagar todos los años a una empresa y de tener un producto tan limitado y cautivo.

¿Como funcionan las matemáticas de un Tiempo Compartido?

El speech de ventas de un tiempo compartido o club vacacional (el nuevo nombre de lo mismo) es:

¿Cuánto gasta en hotelería cuando viaja al exterior? u$100 la noche.

Si le ofrecieran un departamento con dos ambientes y cocina ahorrando en comidas, ¿pagaría un poco más? Bueno… u$150 la noche.

¿Cuántos días veranea al año? Viajo 7 días al año.

¿Por cuántos años más pretende veranear? Pretendo veranear por 30 años.

El subtotal da: 150x7x30 u$31.500 Agregando la inflación del 1.5% x 30 años: u$14.175, estaría gastando en total u$45.675

¿Ahora qué tal si le ofrecemos ahorrar u$15.675? Pagaría solo u$30.000 y sería “dueño” del Tiempo Compartido. Solo tiene que abonar u$2.000 ahora por downpayment y el resto lo paga sin interés, en cuotas de tu tarjeta de crédito

¿Adónde está la trampa matemática del Tiempo Compartido?

Después de varias horas de charla, video, visitas y presentaciones uno deja pasar algo muy evidente que figura en la letra chica:  los Tiempos Compartidos tienen algo llamado yearly fees e incidental fees, que quieren decir gastos anuales/expensas y gastos incidentales.

La mayoría de los Tiempos Compartidos tienen gastos anuales que rondan los u$800 y en ocasiones aplican gastos incidentales por mejoras o reparaciones que pueden rondar los u$200 al año. Obviamente ambos cargos pueden ser modificados a gusto por los dueños del Tiempo Compartido.  No es que precisen hacerlo dado que con los precios de lista ya ganan muchísima plata, pero podrían hacerlo y de hecho es común tener aumentos y gastos incidentales.

Mirando en detalle, el gasto de mantenimiento anual corresponde al precio que se paga por una semana de alojamiento en Orlando. O incluso más porque se consiguen hoteles en Orlando a u$50/noche para cuatro personas con desayuno y parking, así que una familia se puede alojar en Orlando por u$350, menos plata de lo que se paga por gastos anuales en un Tiempo Compartido. Si quiere un departamento con dormitorio separado en lugar de un hotel, pagaría u$120/noche u$840 final. Y obviamente puede pagar menos, contratando el departamento por Aibnb.

En consecuencia, los u$30.000 o u$20.000 o u$50.000 fueron utilizados para comprar aire.

Ya de regreso de las vacaciones, muchos turistas revenden los Tiempos Compartidos a precio cero o a unos pocos cientos de dólares con tal de sacarse de encima el compromiso de los gastos anuales.

Entonces, volviendo a la pregunta de si conviene comprar un Tiempo Compartido la respuesta es: NO, NUNCA.

La reventa del Tiempo Compartido

Hay webs que permiten vender Tiempos Compartidos de particulares a particulares, pero también hay empresas que se contactan con dueños de Tiempos Compartidos y les ofrecen a comprar semanas por una X cantidad de años. Esto resulta ser una estafa. Es decir una estafa sobre otra estafa. ¿Cómo funciona la segunda estafa? Envian formularios, firmas, copias de documento y en algún momento le piden al dueño del Tiempo Compartido que deposite un monto en concepto de impuestos que luego devolverían, algo que nunca sucede.

You May Also Like

Roni

About the Author: Roni

Escritor y periodista argentino. Por auspicios click acá Consultas particulares sobre viajes a Miami y Orlando en el área de comentarios de un post relacionado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *