Vuelos baratísimos a Miami vía Foz de Iguazú


Uno de los componentes más costosos en la organización de vacaciones a Miami y Orlando es el pasaje aéreo. Especialmente para una familia con chicos que difícilmente pueda viajar en alguna época que no coincida con vacaciones de invierno o verano, donde los pasajes ya son más caros de por sí.

Cualquier variación en el precio del pasaje va a tener un gran impacto en el precio total de las vacaciones, así que conviene estar atento a varios métodos.

¿Cómo se puede hacer para volar más barato a Miami?

Además de los métodos explicados en la guía Miami Gratis como los pasajes noname ID90 – donde se paga el 10% de la tarifa -, o el sistema de bidding donde el pasajero dice cuánto quiere pagar, una opción es volar desde aeropuertos alternativos como Foz de Iguazú – IGU –

Desde ese aeropuerto, con cierta anticipación se han conseguido vuelos a AR 8.600 – unos u$550 al momento de sacar esos pasajes –  con impuestos incluidos. Se trata de vuelos de Delta con dos escalas – San Pablo y Atlanta – que demoran 18 horas en llegar, pero el ahorro es tan significativo que justifica el operativo e incluso los gastos extras para llegar a Foz.

¿Qué más hace falta para tomar un vuelo desde Foz a Miami?

En primer lugar hace falta volar desde Buenos Aires a Foz. Un vuelo de Aerolíneas toma 1.45hs y al momento de organizar este viaje puntual costó AR $2.420 – u$160 – con impuestos por persona.

Luego hace falta alojamiento de una noche en Foz dado que es muy inusual que se puedan coordinar bien los horarios de los vuelos. Por otro lado, termina siendo un viaje muy cansador. Una noche en Foz para cuatro con desayuno cuesta AR $1.267 – u$79 –

Finalmente hacen falta los traslados. Remís Iguazú (+54 9 3757 50 1959) te lleva desde el aeropuerto al hotel y viceversa por AR $600 – u$37 –

¿Conviene volar a Miami vía Iguazú?

No hay una respuesta automática y universal a esta pregunta. La primera consideración es evaluar la diferencia de precios. No siempre hay vuelos económicos Iguazú-Miami y para justificar semejante despliegue, la diferencia debería ser de al menos el 50% con respecto a un vuelo regular EZE-MIA

Luego hay que considerar la edad y el carácter de los chicos de la familia. Con menores de seis años, no pareciera ser una opción viable, incluso con un gran ahorro.

Hechas estas consideraciones, si aparece un vuelo de oferta, no es tan complicado organizar el vuelo previo a Iguazú, los traslados vía remís y la noche de buffer entre la llegada a Iguazú y la salida a Miami.